sábado, 18 de octubre de 2014

Noche de Walpurgis la Halloween noreuropea




Cada noche que va del 30 de abril al 1 de mayo tiene lugar en los países del norte de Europa (y algunas partes de España) un acontecimiento que a nosotros los mediterráneos nos suena vagamente a película de terror: la noche de Walpurgis; la tan temida "noche de brujas".
Sus orígenes son antiquísimos, muy anteriores a las festividades cristianas: los celtas ya la celebraban con el nombre de "Beltane" en honor a Belenos, dios celta de la luz, el sol y el fuego. Como bien habéis deducido por los atributos del dios y la fecha se trataba de una fiesta que señala la transición de la época del año fría a la cálida. Según la tradición otros nórdicos, los vikingos, difundirían la fiesta (y la costumbre de hacer hogueras durante su celebración) por el resto del norte de Europa. Al parecer los vikingos tenían esta fecha como la de la muerte de Odín.
Con la expansión del cristianismo el significado de Beltane fue puesto del revés. Al honrar a un dios pagano y ser las hogueras un elemento indispensable fue rápidamente asociada con elementos demoníacos y prácticas brujeriles. A esto había que añadir una curiosa coincidencia: según los romanos (recordad dónde está la sede de la Iglesia Católica) el mes de mayo era el preferido de los fantasmas para atormentar a familiares y allegados. Su celebración no podía ser nada bueno… y menos viniendo de los salvajes bárbaros del norte.
Belenos

Beltane, como otras festividades paganas, también fue cristianizada; aunque también es probable que se hiciera para contrarrestar su maligno influjo (ya nos entendéis). Así se aprovechó la canonización de la religiosa inglesa Walpurgis de Heidenheim para cambiarle el nombre a la fiesta. Si al conocer este dato y antes de finalizar este párrafo habéis consultado en un calendario veréis que hay un problema: el día de Santa Walpurgis es el 25 de febrero… ¿cómo es que se celebra su noche del 30 de abril al 1 de mayo? Se debe a que el 1 de mayo fueron trasladadas sus reliquias a varias iglesias europeas.
Con el tiempo esta noche se ha convertido en una especie de Halloween a la "noreuropea": se puede ver gente disfrazada de brujos y brujas u hombres lobo, pero en la mayoría de países se han conservado antiguas tradiciones como las hogueras (República Checa), dejar flores a las puertas de las casas (Alemania), procesiones de estudiantes (Estonia), o cantar canciones sobre la llegada de la primavera (Suecia).


También es una fecha muy apreciada por los aficionados a las artes. Muchos dramaturgos, como Goethe; músicos, como Gounod; poetas, como Theodor Store, escritores como H.P. Lovecraft… se han inspirado en esta noche de brujas. Y es que la noche de Walpurgis lo tiene todo para estimular la parte oscura de nuestra imaginación: rituales paganos, fantasmas, los paisajes de cuento del norte de Europa, monstruos, cuentos alrededor del fuego. ¡Cuando nos queramos dar cuenta ya estaremos embrujados!

http://www.enfolang.com/internacional/agenda/noche-walpurgis.html