miércoles, 5 de agosto de 2015

Rastreando un misterioso grupo de asteroides marginados

The asteroid Euphrosyne glides across a field of background stars in this time-lapse view from NASA's WISE spacecraft.
El asteroide Eufrósine brilla frente a las estrellas del fondo en esta fotografía múltiple de la nave espacial WISE de NASA. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Muy alto por encima del plano de nuestro Sistema Solar, 
cerca del abismo rico en asteroides entre Marte y Júpiter, 
los científicos han descubierto una familia única de rocas 
espaciales. Estas rarezas interplanetarias son los asteroides 
eufrósinas y en todos los aspectos han sido distantes, 
oscuros y misteriosos, hasta ahora.
Distribuidos por el límite exterior del cinturón de 
asteroides, las eufrósinas  tiene un camino orbital inusual 
muy por encima de la eclíptica, el ecuador del Sistema 
Solar. El asteroide del cual reciben su nombre, (31) 
Euphrosyne - por la antigua diosa griega Eufrósine - tiene 
unos 260 kilómetros de tamaño y es uno de los 10 
asteroides mayores del cinturón principal. La Eufrósine de 
hoy en día se piensa que es un resto de una gran colisión 
que tuvo lugar hace unos 700 millones de años que formó la 
familia de asteroides más pequeños que lleva su nombre. 
Los científicos piensan que este episodio fue una de las 
últimas grandes colisiones que se produjeron en nuestro 
Sistema Solar.
Los NEOs (Near-Earth Object, objetos cercanos a la Tierra) 
son cuerpos cuyas órbitas alrededor del Sol se acercan a la 
órbita de la Tierra. Como resultado del nuevo estudio, los 
investigadores del JPL creen que las eufrósinas pueden ser 
el origen de algunos NEOs oscuros encontrados en órbitas 
largas y muy inclinadas. Han descubierto que, por medio de 
interacciones gravitacionales con Saturno, los asteroides 
eufrósinas pueden convertirse en NEOs al cabo de millones 
de años.
"Las eufrósinas tiene una suave resonancia con la órbita de 
Saturno que desplaza lentamente estos objetos, acabando 
por convertir algunos de ellos en NEOs", afirma Joseph 
Masiero, director del estudio. "Esta particular resonancia 
gravitacional tiende a empujar algunos de los fragmentos 
mayores de la familia de Eufrósine hacia el espacio cercano 
a la Tierra".



http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6695%3Arastreando-un-misterioso-grupo-de-asteroides-marginados&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es