lunes, 31 de agosto de 2015

Increíble historia, la de un hombre sin brazos




La historia de un hombre de China que no tiene brazos y que tiene que alimentar con una cuchara a su madre que está paralizada.

Chen Ksinin ha vivido sus 48 años una vida difícil. A los siete años, perdió sus manos como consecuencia de una descarga eléctrica, pero sin embargo, comenzó a trabajar en la granja familiar.

Su padre murió cuando el niño tenía 20, dejando a Chen con su madre enferma, que no tenía más remedio que cuidar de sí mismos. Cuando su madre empeoró de salud, las dificultades para Chen fueron en aumentó, alguien sugirió a Chen iniciar la mendicidad, y recibió su afilada respuesta: "no tengo las manos, pero tengo las piernas fuertes. Puedo ir yo mismo a trabajar para ganarme la vida ".


Después de perder las manos, Chen aprendió a cocinar, manejar la economía de la granja familiar. En 2014 el residente del suroeste de China dedica todo su tiempo en la granja y en el cuidado de su madre de 91 años de edad. Incluso  alimenta a la madre con una cuchara.  En invierno, es lo más difícil, porque Chen tiene muchas dificultades para ponerse los calcetines y con frecuencia sufría de congelación.

Su padre murió cuando Chen tenia 20 años y Chen tuvo que aprender a hacer todo con la ayuda de los pies, incluso cocinar.


Él tiene una cicatriz en la pierna, que se la hizo la primera vez que trató de usar un cuchillo con la ayuda sus piernas.


Sin manos, Chen se ve obligado a usar todo el cuerpo para realizar las actividades diarias simples.


Desde entonces, su madre ha estado paralizada, no hay nadie que le ayude con las tareas del hogar.


Por lo tanto, Chen se dedica a la agricultura en la finca y a cuidar a su madre en la casa.


Algunas de las cosas que él es capaz de hacer sin las manos, es simplemente increíble.


Un día se le pidió que empezará a pedir limosna en vez de trabajar en la granja.


Él respondió: "No tengo las manos, pero  tengo las piernas fuertes. Puedo ir yo mismo ha ganarme la vida ".





Extranotix.